domingo, 1 de mayo de 2011

La evolución de la ciencia.

En el siglo XIX se produce un gran desarrollo de las ciencias , en el que se detectan influencias del materialismo procedente de la etapa anterior y de una cierta cientifización (que lleva a intentar explicar todo, incluso el mundo social, en clave científica), y en el que se sientan las bases epistemológicas de modelos posteriores*. Hegel (1770-1831) establece las bases de la dialéctica; Comte (1798-1857), al proponer el positivismo, tienen un gran impacto en la filosofía de la ciencia (cuyos efectos se sienten en la actualidad) y lleva a sus extremos el reduccionismo empirista, que genera gran confianza en conseguir un conocimiento “científico”; Marx (1818-1883) realiza contribuciones que propician un reduccionismo materialista al que se le reconoce fuerte influencia sobre economía y sociología, y que puede servir de fundamento a una economía que, más allá del interaccionismo, resalte el papel activo del sujeto (dado que en la filosofía de Marx se resalta que la persona es un producto sociohistórico tanto como la sociedad y la historia es una producción de la persona).


Hay que resaltar a Dilthey (1833-1910) y su distinción entre ciencias comprensivas (o del espíritu) y ciencias explicativas (o de la naturaleza). Considera a la economía como ciencia de la naturaleza. El filósofo alemán Windelband (1848-1915) acuñó los términos de nomotético e idiográfico, para resaltar las dos orientaciones metodológicas básicas de las ciencias sociales, y que sientan las bases para una de las polémicas clásicas de la economía: el estudio de lo general (o de leyes generales) o de la individualidad (encaminados a resaltar la naturaleza única del individuo).
 
Con relación a los estudios del origen del universo y del universo en general, existe una gran cantidad de científicos y avances en esta materia que hacen aceptar casi sin reserva el big bang, el universo en expansión, las cuerdas cósmicas, o las fuerzas inmutables que hay en este universo cambiante, los nombres de Carl Sagan Humbert Reeves o Stephen Hawking, son tan populares como los de un famosos artista. La medicina y la genética pareciera ser una de las ciencia que más sorpresa nos da, a la clonación, al momento solo comprobada de la Oveja Dolly, se suma las actuales noticias sobre la clonación humana, o a la noticia no menos importante de dilucidar el genoma humano, con lo cual se comienza a abrir un camino de futuros grandes descubrimientos en medicina y calidad de vida humana.
La ciencia y su rápido desarrollo plantean a las sociedades importantes dilemas éticos y morales, que aun no han sido resueltos, incluso postulamos no ha existido una correspondencia entre el adelanto científico y una teoría filosófica con relación a estos avances. Hecho que debería comenzar lo más pronto posible como forma de generar un crecimiento científico integral. Ya que también postulamos que el desarrollo de la ciencia en su acepción más amplia es la justificación del porque de los cambios y adelantos, y como estos son comprendidos por las personas y como van en directo beneficio de su calidad de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada